Abarca mundos, pero nunca intentes abarcarme,

almaceno tu palabrería más ruidosa con sólo mirarte.

Walt Whitman.

viernes, 3 de abril de 2009

Aviones que se escapan

Buenos Aires en esta época es poesía. Te espero en dos horas en el aeropuerto. Si no estás allí, no te volveré a molestar, gallega, te juro que desapareceré. Para siempre.



-¿El infinito puede acabar?
-A veces sí... cuando se rompe el mundo.

3 comentarios:

Dara Scully dijo...

El mundo no tiene nada que ver con el infinito.



un miau en un elefantito bebé

Sheena dijo...

Pero nada se va a romper. Se mantiene firme gracias al coraje y a la decisión. El infinito sigue siendo infinito

Un beso!

GenoSkill dijo...

Si el infinito acaba, no era infinito.