Abarca mundos, pero nunca intentes abarcarme,

almaceno tu palabrería más ruidosa con sólo mirarte.

Walt Whitman.

viernes, 18 de diciembre de 2009

De esos que debes evitar.

Todos se quedan en la estúpida moto, en el cigarro(porque, madre mía, quien no querría ser ese cigarro)atrapado, maltratado por sus labios que parecen permanentemente congelados en una mueca obscena, en sus botas que dicen a voces "mírame, piso fuerte y si te descuidas tu cabeza será mi alfombra roja" y en esa mirada feroz(más que la del lobo de Caperucita)que te recorre de arriba a abajo, desnudándote. Una fachada abrumadora, brutal, no del todo falsa, en absoluto verdadera.
Hay gente que nace para morir joven y de manera trágica, como en las películas, tarde o temprano acaban desangrándose en un parque, con los sesos esparcidos en alguna cuneta o en el fondo de una piscina vacía, ahogados en su propio vómito, entre pastillas, botellas vacías y adrenalina contenida. Mike es de esos.

4 comentarios:

Dara Scully dijo...

Pues pobrecito. Vivir al límite nunca fue sinónimo de disfrutar de la vida.



miau
grande
de
jirafa

Sheena dijo...

Muy James Dean, etc, etc... Adorable ^^

Favio dijo...

tal vez es añoranza de cariño, ese freno natural que nos hace retener el tiempo..



:)

Hounter dijo...

Me encanta, ese Mike sí que sabe lo que es vivir intensamente, no?