Abarca mundos, pero nunca intentes abarcarme,

almaceno tu palabrería más ruidosa con sólo mirarte.

Walt Whitman.

jueves, 8 de enero de 2009

Mañanas metromadrileñasbajocero


Que absurdo hablar cuando no tienes nada que decir. Y que frío hace en el metro por las mañanas. La gente no mira raro al que canta en el metro pero si al que hace fotos, será que aún piensan que puedo robarles el alma, no andan desencaminados, mi cámara es de esas...

Sintió la necesidad de robarle ese instante, porque había tarareado su canción.

Historias del metro contadas por una adicta a los bostezos y las sonrisas de las sieteymedia del chico del Ipod.

Eme

5 comentarios:

Dara Scully dijo...

¿Las sonrisas del chico de las sieteymedia también las roba con su cámara roba-almas?


Un miau

Apple dijo...

Acá hace muchísimo calor y el metro es un infermo, aún más en Invierno.

:(. Odio el calor,amo el frío.

Saludos

Insolencia dijo...

Uah, metro.
Siempre me ha fascinado el metro.
Por las mañanas, lleno de gente adormilada...

R. dijo...

Sinceramente prefiero pasar horas utilizando el lenguaje de las miradas a hablar por hablar sobre banalidades tales como el tiempo.

Eterna dijo...

Siempre que he hecho fotos en el metro la gente me ha mirado extraño. Intento ir callandito para no pertubar los pensamientos de nadie.