Abarca mundos, pero nunca intentes abarcarme,

almaceno tu palabrería más ruidosa con sólo mirarte.

Walt Whitman.

miércoles, 11 de marzo de 2009

El encantador caballero...

Trató de evitarlo durante un rato, esbozando media sonrisa cada vez que sus miradas se cruzaban, sonrojándose cuando notaba la mirada de él recorrerla. Le gustaba observarla hablar con todos, recogerse el pelo detrás de la oreja, aprenderse de memoria los gestos con los que acompañaba sus palabras, impregnando de verdad, de pasión, de fuerza todo lo que decía. Era tal y como se había imaginado. Se agachó, cogió un vaso de plástico de la bolsa que había en el suelo y se dirigió hacia la bebida. La bebida estaba debajo del árbol. Él estaba debajo del árbol. No queda más gente, ahora tienes que hablar con el encantador caballero de la cresta, cuyo nombre llevas intentando olvidar toda la tarde para volver a preguntarlo. Le dirigió una mirada divertida que hizo enmudecer a los perros que ladraban, a los bebés que lloraban y hasta los latidos de su corazón.

Mil perdones por el retraso: exámenes :)

Here's looking at you, kid...


5 comentarios:

Sheena dijo...

Espero que el encantador caballero sea encantador de verdad

Bonito, pero no lo suficiente para que me ganes en el concurso xD

Besos!

Roberto dijo...

una mirada puede cambiar el mundo...

me quedo a buscar "el jodido tesoro" enterrado en el jardín de tus palabras...

Dara Scully dijo...

Creía que solo las miradas intensas hacían enmudecer.



Un miau, patito.

seykozz dijo...

Hey que tal? el encatador caballero de la cresta?? era un punk?? XD


Espero que este bien!!

Saludos!!!

Anónimo dijo...

el encantador caballero de fino cutis y gran cráneo.



xDDD



TeQuieroPequeeñaa.



mirii.